Y después de Rusia ¿Cuál será el plan de la selección mexicana en el futuro?

Una vez concluida la participación de México en Rusia 2018, como al finalizar cada torneo o etapa en la vida, llega el momento de hacer un análisis y un balance de lo que fueron los resultados en este mundial.

En el nivel de juego, podemos decir que su rendimiento fue de más a menos, a pesar de que pocos creían en que esta selección hiciera algo distinto, por los resultados previos, las rotaciones que nadie entendía del entrenador Juan Carlos Osorio, suponían un amargo debut contra el campeón del mundo, Alemania, aunque ocurrió lo contrario venciendo a los Teutones, con un estilo de juego casi perfecto que  no se había visto en la era Osorio, posteriormente el Tricolor jugó bien ante Corea del Sur, y jugando mal ante Suecia, perdiendo 3-0 y calificando gracias a que los coreanos vencieron a los alemanes.

El desenlace de esta actuación fue lamentable, cayendo 2-0 con Brasil, selección que aunque en los últimos años el Tri le ha ganado en diferentes torneos y categorías, hacían pensar que era el momento de demostrar que también en una copa del mundo se le podía ganar y eliminar para llegar al quinto partido, pero lo contrario sucedió, un equipo mexicano que contra el Scratch mostró un nivel de juego inferior que en su debut, se despidió sin volver a anotar evidenciando que este equipo no fue capaz de reaccionar luego de verse abajo en el marcador, contándole otra eliminación en los octavos de final, a pesar de que los jugadores vendían un discurso positivo que tal vez en procesos anteriores no se oía en algún seleccionado, pero queda claro que los partidos se ganan en el terreno de juego y demostrando la superioridad ante el rival y no con versos bonitos.

Una vez concluida esta participación mundialista, donde México jugó de más a menos, la pregunta de los próximos días es: ¿seguirá Juan Carlos Osorio o vendrá un nuevo entrenador?  Si los dirigentes y dueños se los equipos en el fútbol mexicano la responden, deberán considerar que es momento de que exista una planeación a largo plazo que incluya un desarrollo en un sistema de juego adecuado para las selecciones mexicanas desde la mayor hasta las categorías inferiores, darle mayor oportunidad a los jóvenes en primera división reduciendo el número de extranjeros.

Elementos como Andrés Guardado, Guillermo Ochoa, Oribe Peralta y Miguel Layún, seguramente este fue su último mundial, y en el caso de Carlos Vela, Héctor Moreno, Giovanni Dos Santos y Javier Hernández serían los elementos de mayor experiencia para el próximo ciclo mundialista de Qatar, por lo que urge que los directivos piensen en un plan que incluya un cambio generacional de jugadores para los siguientes dos mundiales, recordando que en el 2026 México junto con Canadá y Estados Unidos serán sede del mundial, y de no existir una adecuada planeación se perdería otra oportunidad de hacer algo histórico en una justa mundialista, porque en 24 años no se  ha aprendido y se sigue cayendo en octavos de final.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Likes